Twitter icon
Facebook icon

Después de más de 30 años sin mover sus agujas, volvió a latir

Mucha historia conserva el reloj ubicado en la torre del Municipio, no solo por lo que significa la obra en sí, construida por el Arq. Francisco Salamone, sino porque pellegrinenses también se involucraron sentimentalmente con él. Después de más de 30 años de no funcionar, ayer (jueves), volvió a latir y marcar las horas.

Este reloj cuadrangular que durante varios años le indicó las horas de la población, debido al deterioro de su maquinaría dejó de funcionar. Pero llegaría Don Antonio Laboranti, quien en los años ´70 con mucho ingenio y creatividad inventó un nuevo sistema para la época, que le dio movimiento una vez más a las agujas de este emblemático reloj.

Los encargados de hacerlo funcionar nuevamente fue personal de la empresa GNOMON TEMPUS. Primero se evaluó el tamaño de las agujas y los cuadrantes, con el sistemas de ruedas que quedaban, según explicó Guillermo del Valle (Asesor relojero de la empresa), y dijo “A los cuadrantes se le instaló un sistema digital nuevo, se agregó un controlador electrónico con GPS a cada reloj (el que mira al este y el que mira al oeste), lo que implica que cada uno funciona con distintas maquinas pero darán la hora exacta con manejo satelital”, y agregó “hoy son dos relojes diferentes”.

En caso de corte de energía eléctrica el reloj se para, pero cuando ésta vuelve se pone en hora solo porque el controlador instalado conserva durante 24hs. una memoria interna, al momento que vuelve la energía se pone en contacto con el GPS para ubicarse en la hora que este le indica.

Términos y condiciones de uso (Abre en ventana nueva)